sábado, 20 de mayo de 2017

100 triunfos en Turismo Carretera

 El pasado fin de semana, Agustín Canapino, en el circuito de "La Pedrera" de San Luis, logró el triunfo número 100 de un arrecifeño en Turismo Carretera.
La serie la inició Ángel Lo Valvo, en 1937, después, fue el turno de  Néstor Marincovich "Sandokán", en 1960, y así sucesivamente...

CARLOS PAIRETTI, 22 (Mar del Plata, Tres Arroyos y GP de 1963; S. A. Areco, 64; 500 Millas, 64; Carlos Paz, 65 –Volvo-; Carlos Paz, 65; Rojas, 66; Pergamino, 66; GP de 1966; Hughes, 67; Olavarría, 67; Lobería-Balcarce, 68; Córdoba, 68; 250 Km de Córdoba, 68; Bs. Aires, 68; Bs. Aires, 68; Bs. Aires, 69; San Nicolás, 69 –Chevrolet-; Hughes, 71; Córdoba, 71 –Ford-; Mendoza, 78 –Dodge 1500-). 
RUBEN LUIS DI PALMA, 20 (Arrecifes 64; Salto, 64; Bs. Aires, 65–Chevrolet-, Bs. Aires, 66 –Valiant-; Junín, 67 C. Rivadavia, 69; Allen, 70; Córdoba, 70; Córdoba, 70; Bragado, 70; Chivilcoy, 70; Salta, 70; GP de 1970; Vta. del Norte, 71; La Cumbre, 71; 25 de Mayo, 71; Vta. de la Montaña, 71; 500 Millas Mercedinas, 75 –Torino-; Rafaela, 96 –Chevrolet-; Bs. Aires, 98 –Ford-). 
MARCOS DI PALMA, 11 (La Plata, 99; Bs. Aires, 99; M. de Ajó, 00; Rafaela, 00; N. de Julio, 01; La Plata, 0l; La Plata, 02; Río Cuarto, 02; N. de Julio, 04; N. de Julio, 05 –Chevrolet-; Paraná II, 06 –Torino-).
CARLOS MARINCOVICH, 10 (Bs. Aires, 66; Bs. Aires, 68; Rafaela, 68 – Chevrolet-; S. Juan, 71; GP de 1971 –Torino-; Chacabuco, 72; Viedma, 73; 25 de Mayo, 74 ; B. Blanca, 75; 25 de Mayo, 76; –Chevrolet-)
NORBERTO FONTANA, 10 (Río Cuarto, 04; La Plata y Río Gallegos, 04; Paraná y La Plata, 06 – N. de Julio 07 Rafaela 09 -Dodge-); Posadas y Junín 12; Río Gallegos 15 (Torino).
AGUSTÍN CANAPINO, 7 (Bs. Aires, 2010, Mar de Ajó 2011 y 13, Junín 2014, TRH 2015- Viedma 2016-La Pedrera 2017 -Chevrolet-).
JOSE LUIS DI PALMA, 5 (Olavarría, 98; Rafaela, 00; Olavarría, 01; Trelew, 02;  –Chevrolet-; N. de Julio, 06 –Dodge-).
PATRICIO DI PALMA, 5 (Bs. As, 96; –Chevrolet-; Bs. Aires, 03; Bs. Aires, 04; Río Gallegos, 06 – San Luis, 07 - Torino-).
JOSITO DI PALMA, 5 (Olavarría, 2014; C. Rivadavia 2015; C. del Uruguay 2016; Neuquén 2017; C. del Uruguay 2017). 
NESTOR JESUS GARCIA VEIGA, 2 (Salta, 71; Salto, 71 –Chevrolet-).
ANGEL LO VALVO, 2 (GP de 1937; GP de 1939 – Ford-).
NESTOR MARINCOVICH, 1 (Nueve de Julio, 1960 –Chevrolet-).

Fotos: Ángel Lo Valvo (h), El Gráfico, historiatc.com.ar, depuntin.files.com.ar, static.cronica.com.ar, visionauto.com.ar, pasiontuercadiitigal.com.ar.

jueves, 23 de marzo de 2017

Oscar "Pachanga" Rutte

Además, de ser el último acompañante campeón con Torino, Pachanga compartió momentos inolvidables con Luis Di Palma y así los recordaba: 
“Jugábamos en el jardín que había al lado del Patrullero, con camioncitos que construíamos nosotros mismos. Inclusive hacíamos puentes, y Luis compraba velas e iluminaba todo, como si fuera una ruta. En realidad parecía un velorio.
“Teníamos unos camioncitos que eran furgones, adentro poníamos pan y dulce de leche, salíamos del Patrullero y nos íbamos con ellos a una o dos cuadras de allí, por lo de Muñoz. Cuando llegábamos organizábamos camping. Era como si hubiéramos dejado la carga y volvíamos”.
El colegio
“La escuela estaba enfrente del Patrullero, en la casa de Borrell. Yo me quedaba muchas veces a dormir en su casa. Al día siguiente él se sentaba sólo y a veces me permitía que yo me sentara a su lado”
 El Kartíng  
“Íbamos con el tío Rubén a un circuito a probarlo. Luis subía y después que lo probaba bien, me lo prestaba una vueltita o dos”. 
En el automovilismo
“Luis me decía: 
-‘venite conmigo. Vámonos a Alta Gracia’. Y, yo no me acuerdo, si fue cuando tenía dos camiones. El primero lo ‘anduvo’ mi hermano (Ernesto), lo tenía en sociedad con Ciamana, de Laguna Larga. Después compró otro y yo se lo pedía.
-‘te vas a aburrir’- me decía. Bueno, ¡tanto! Lo hinché que me lo dio.
A los seis o siete meces me aburrí. Entonces me dijo:
-‘Lleválo, todas las cosas a Tana, agarrá el bolso y venite a Córdoba conmigo’. Porque él era así, no tenía problemas. Cuando llegamos a Alta Gracia comenzamos a trabajar y ahí Tito (Hanley), me dio la butaca y ya me senté con él y comencé a correr”.

Balcarce-Lobería
“Mi segunda carrera fue la de Balcarce, cuando se mataron Kissling y Taraborelli. 
Largámos y había un tramo de tierra. Ahí se rompió algo en el embrague.
Luis abandonaba, pero lo hinché tanto que arreglamos y seguimos, pero se volvió a romper y nos quedamos definitivamente. Transcurrió la carrera, pasó lo que pasó…(se refiere a los accidentes) y cuando volvíamos, estaba el auto de Taraborelli. No dejaban pasar, porque estaba la policía cuidándolo, como era Luis, nos dejaron arrimarnos, estaba todo calcinado y desde la parte donde estaban las dos butacas todavía salía humo…Sólo había dos montoncitos…y seguía saliendo humo…”.
La carrera de 25 de Mayo
“Salíamos de Alta Gracia y como de costumbre, siempre, yo lo traía andando a los autos. Entonces, nos vinimos con el Flaco Porta. Luis me dice:
-‘No te animás a pisarlo para ver qué lo que hace. Cuando pasés la ruta 5, de Chivilcoy. Cambiale las bujías,  atate bien, ponete el casco y probalo’.
“Bueno, llegamos a Arrecifes, dormimos y al día siguiente salimos con el Flaco para 25 de Mayo. Cuando llegamos a la ruta 5, paramos a cambiar las bujías. Estábamos con el capot levantado y en eso llega Malnatti, traía el auto de tiro, atrás de un Gladiator  y dice: 
-‘Eh Pachanguita ¿pasa algo?’ 
-No, estamos ajustando algunas cositas pero ya salimos.
Bueno, cambiamos las bujías y salimos a la manija. Los pelos ¡para atrás! y por allí lo pasé a Malnatti. ¡Fue una explosión! Él no lo esperaba, así que se dio un susto bárbaro, anduvo un poco por la banquina… Le di unos cuantos kilómetros y llegamos a 25 de Mayo. Allí, estaban Oreste y Luis y nos preguntaron cómo había andado el auto. Le comenté que todo estaba bien y decidieron hacer una tirada ellos. Al rato volvieron con el motor ‘partido al medio’.
“En el camión 608, que tenía un furgón atrás, teníamos un motor que había llevado Oreste, porque Bertolini no corría. Así que hay mismo comenzamos a cambiarlo, en un garage, me acuerdo que nos quemamos todo. Había que entregar el auto a parque cerrado antes de las ocho. Habremos entregado el auto a las ocho menos cinco. Y yo había perdido la licencia de acompañante y no podía correr. Entonces lo iba a acompañar el Colo Espinoza. Yo tenía una calentura bárbara. Me fui a revisar el bolso, revolví todo y al final la encontré. Volví corriendo, lo borré a Espinoza y me inscribí yo.
“Al otro día, largamos la primera serie y la ganamos. Volaba el auto, con el motor ese que ni en ‘¡marcha!’ se había puesto.

(1) “(…) Demás está decir que el panorama indicaba una dura puja por el triunfo.
“Sin embargo, cuando Luis Di Palma, el sábado rompió motor, luego de clavar agujas del cronómetro en 4’47”2/10, durante una vuelta de prueba (significaba un nuevo récord para el trazado), muchos pensaron que allí naufragarían sus posibilidades. Pacientemente se trabajó en un garaje particular para cambiar la planta motriz y luego se selló el auto y se entregó en el parque cerrado. La incógnita subsistió”.

"Cuando vamos a largar la final, había calculo diez filas ‘picantísimas’. Estaban Bordeu, Marincovich, Pairetti, García Veiga… no me acuerdo si estaba Nasif Estéfano. Estaban todos los buenos. Largábamos de a dos. Completamos la primera vuelta y cuando veníamos pasando frente al arco, me dice Luis, ‘vamos a esperarlos a ver si andan tan fuerte estos’, y entonces le levantó el acelerador bum, bum, bum… nos empezaron a pasar…Nos habrán pasado diez autos, que era toda ‘la crema’.  Luis acelera y el auto hizo uuuuu… y se paró. Y me dice: ‘¡El cable de la bobina!’. Nos ¡pasaron todos! Nos bajamos y estaba el cable de la bobina colgando… lo enchufé bien y Luis me dice-‘prepará un alambre, algo. Por las dudas  que se vuelve a salir, le vamos a meter un suplemento’. ¡Qué!, subimos y ¡María! Empezó a andar. Qué a andar… a ¡volar! Volar… volar… Hay un lugar en la parte de adentro de 25 de Mayo que hay una rotonda todo cordones y el cartel de los 50 ni lo veía. Veníamos en el aire..."

(1) “(…) Pero lo bueno estuvo en la final, en la que el espectáculo quedó reducido a la gran demostración que en todo sentido brindaran Luis Rubén Di Palma y el Torino-Berta. La realización del arrecifeño escapa a lo normal, con seguridad ingresará en el terreno de lo mitológico. De entrada tuvo problemas en su auto. Al bajérsele la bandera de largada el coche se quedó. Luego, un inconveniente con el aceite lo relegó al séptimo lugar en la ruta y décimo por tiempo (tercera vuelta) para que, a partir de allí, comenzara una persecución espectacular. Casi 50” de diferencia entre el entonces puntero, Cupeiro, y Di Palma se fueron achicado a razón de 9” por giro. Bordeu, que tomó la punta la quedarse Cupeiro, no pudo mantener el ritmo demoledor del campeón, que siguió acortando la distancia hasta la novena vuelta, en la que ya era el puntero en el camino y por tiempo. Le sobró todavía para regular su marcha y sacar 27” de diferencia en el cómputo final a su inmediato perseguidor”.

"Empezamos a pasar autos y autos… Hasta que quedamos atrás de Bordeu. Y en la ruta 51, cuando vas  llegando al final, hay una curva a la izquierda ¡muy rápida! Y tenés que empezar a frenar porque después tenés que doblar a la derecha y ¡venía en el aire…! Faltando dos vueltas lo alcanzamos a Bordeu y se le puso a la cola…Me acuerdo que el auto resbalaba doblando… Iba de costado Y en frente a la llegada, frente al arco, lo pasó… Se calzó el volante con las rodillas… Levantó los brazos y le hizo un corte de mangas ‘Toma para vos’… Los mató. Fue una carrera espectacular. Brillante. Me acuerdo que estaba Jorge Aguirre, me parece que lo veo cómo saltaba. Todo el mundo saltaba, fue espectacular…”.

(1) “(…) Y esta demostración total y contundente de superioridad no se basó sólo en la potencia del auto, sino que también se complementó con una conducción rigurosa sin que ello signifique excesos, y obediente a las indicaciones de los boxes, refirmando que Luis Rubén Di Palma podría simbolizar en estos momentos a una figura del automovilismo nacional en lo que a conducción se refiere (…)”.

Los diez primeros de la clasificación general
1º) Rubén Luis Di Palma, Liebre 1-Tornado, 1h12m16s4/10 a 186,865 km/h; 2º) Juan M. Bordeu, Dodge Polara, a 26s9/10; 3º) Gastón Perkins, Liebre 1-Tornado; 4º) Carlos Pairetti, Ford Falcon; 5º) Rodolfo Marincovich, Chevrolet 400; 6º) Antonio del Vito, Liebre 1-Tornado; 7º) Norberto Castañón, Peugeot 504; 8º) Rodolfo Mariani, Torino 300-Tornado; 9º) Norberto Castelli, Liebre 1-Tornado; 10º) Juan A. Marconi, Liebre 1-Tornado. Récord de vuelta: Rubén Luis Di Palma, en 4m41s7/10 a 191,769 km/h.

(1) “DESCUENTOS. En la última curva, cerrada y con cordones, que se anticipa a la recta principal, Di Palma también fue el más veloz. Descontaba casi un segundo por vuelta a Bordeu y poco más de un segundo y medio a Pairetti”.

(1) Revista Automundo Nº  326 del 17/8/1971, crónica titulada “TC en 25 de Mayo DI PALMA ¡UN TORNADO!, crónica de los periodistas Jorge Luis Mitra y Silvio Schcolnicov.

Pachanga Rutte

Nació el 8 de noviembre de 1945 y falleció el 8 de setiembre de 2012.





(Extraído del libro "Por Siempre Di Palma").

Fotos: Elvira Rutte, Fernando Maggi, historiatc.com.ar.

viernes, 24 de febrero de 2017

Día del mecánico, un recuerdo especial

Hoy, 24 de febrero, en lo personal es un día especial para mí. En primer lugar, porque el tío Alberto hubiese cumplido 87 años. Es el primero en el que no está físicamente. Así que tío dónde quieras que estés ¡Feliz cumpleaños! 
En segundo lugar, es el día del mecánico. Lo que me trae gratos recuerdos del taller de mis sueños: Gattelet Hnos & Borgeaud. De los sueños, porque en ese taller pasé mi niñez y parte de mi adolescencia. En la niñez, al volante de algún auto de los que estaba en reparaciones: fui corredor. Me codeé, en mi fantasía, con los mejores pilotos del TC de los 50/60 y con los de la Fuerza Libre de aquellos años. Me sentí importante apretando pedales de frenos para purgarlos. Limpiando algún par de bujías, bajando a la fosa para acompañar a mi viejo mientras él trabajaba allí. O cuando tenía que ir hasta alguna casa de repuestos. Después, el tiempo me llevó por otros caminos que nada tuvieron que ver con los talleres. Pero, siempre tengo el recuerdo del taller de mis sueños... Por esto, en este día saludo a todos los mecánicos de mi barrio, de mi "pueblo" y de todo el país.

La foto es conocida: 1948, cuando en el taller preparaban el auto de Nobel "Bolo" Hortal. De izquierda a derecha: acompañan al piloto, Raúl Gattelet (padre), Alberto Borgeaud y José Luis "Tola" Gattelet.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Fontana, un nuevo desafío en TC

Si la ACTC aprueba el pedido de cambio de marca, Norberto Fontana afrontará  con Chevrolet su 14a temporada en Turismo Carretera.  
Fontana debutó en 2003 con Dodge, marca con la que intervino en  94 carreras  (2003 a 2007 y 2009) y se consagró campeón en 2006.  En seis temporadas sumó 19 podios, con 7 triunfos, ganó 11 pruebas de clasificación y 20 series.
El Dodge campeón 2006

En 2008, pasó a Ford. Su mejor resultado con la marca del óvalo  fue el  lugar en Termas de Río Hondo. 
 El Ford de 2008
En 2010, el Gigante de Arrecifes pasó a correr con Torino. Marca con la que intervino en 105 competencias. Sumó 7 podios, 3 victorias, ganó 3 pruebas de clasificación y 9 series.
Más allá de los datos estadísticos, Norberto  contó en Campeones (AM 630 Radio Rivadavia) que aprendió a manejar arriba de una Chevy amarilla que tenía su papá. “Con ese auto me crié, se lo sacaba en el campo para hacer trompos. Me ponía almohadones para llegar a los pedales”. Y agregó: “Nunca se dio la posibilidad de correr en un auto como el que tuve en mi niñez, ojalá se concrete. No soy hincha de las marcas pero defiendo a muerte la que corro." 


Fotos: historiatc.com.ar y actc.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Juan Tomás Catalán Magni ¡Campeón!

 A los 17 años y 11 meses, Juan Tomás Catalán Magni se consagró hoy Campeón de TC Mouras en el autódromo "Roberto Mouras", de La Plata. Juanto, com le dicen sus amigos, finalizó 5° y sumó los puntos necesarios para coronar un gran año dentro de la especialidad, con el Ford N° 53 que atiende en Arrecifes el equipo de su padre: Catalán Magni Motorsport. 
El joven piloto en su segunda temporada de automovilismo -la primera en TC Mouras- consiguió 7 podios, con una victoriaganó 3 pruebas de clasificación y 5 series. Además, él y su equipo demostraron confiabilidad a lo largo del año: un sólo abandono en 15 carreras.

Juan Tomás Catalán Magni camino al título:

1ª. Mar de Ajó (07/02) PC: 7°; S: 4°; F: 15°
2ª. La Plata (28/02) PC: 1°; S: 1°; F: 17° (trompo, al pisar una mancha de aceite)
3ª. La Plata (20/03) PC: 1°; S: 1°; F: 7°
4ª. La Plata (10/04) PC: 19°; S: 9°; F: 12°
5ª. La Plata (08/05) PC: 4°; S: 1°; F: 2° -1er podio-.
6ª. C. del Uruguay (29/05) PC: 11° (1); S: 5°; F: 9° 
(1) recargo de 6/10 (cambio de motor).
7ª. La Plata (19/06) PC: 8°; S: 3°; F: 3°
8ª. La Plata (10/07) PC: 1°; S: 1°; F: 1° a 155,056 km/h y Récord de vuelta
9ª. Olavarría (31/07) PC: 11°; S: 10°; F: abandonó (motor).
10ª. La Plata (21/08) PC: 3°; S: 1°; F: 2°
11ª. La Plata (25/09) PC: 6°; S: 3°; F: 3°
12ª. Olavarría (16/10) PC: 8°; S: 3°; F: 3°
13ª. La Plata (06/11) PC: 6°; S: 2°; F: 2°
14ª. C. del Uruguay (27/11) PC: 7°; S: 3°; F: 4°
15ª. La Plata (18/12) PC: 5°; S: 3°; F: 5°

Fotos: campeonesnet.com.ar y actc.org.ar.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Canapino, séxtuple campeón de TRV6

Con una definición en el comisariato deportivo, Agustín Canapino se coronó por sexta vez campeón de Top Race V6. En pista llegó primero Mariano Altuna, por 9/1000, y alcanzaba el título. Pero, los comisarios deportivos consideraron “maniobra peligrosa” la del piloto de Lobería en el momento de superar al de Arrecifes y le dieron el triunfo. Altuna quedó 2° en la carrera y el campeonato.
A lo largo de 2016, el TRV6 desarrolló 12 fechas, con 17 carreras -5 fechas con dos competencias por fin de semana-. Canapino ganó 7 pruebas de clasificación, 4 carreras y sumó 7 podios. En pruebas de clasificación su peor puesto fue el  5° en Concepción del Uruguay, Entre Ríos.
 Alberto, Agustín y Matías. Los Canapino en Salta

En finales registró tres abandonos: Termas de Río Hondo (10 de julio), roce con Franco Girolami y al cruzarse el auto lo embistió Fabián Flaqué. La segunda final en Rosario (21 de agosto) y Paraná (20 de noviembre) –rotura de caja-. Su peor clasificación en carrera: 18° -problemas eléctricos-, en Resistencia, Chaco, el 15 de mayo.

Canapino y sus números, carrera por carrera:

11/03 - Paraná-PC: 1° - C: Ganó a 167,499 km/h

03/04 -9 de Julio – PC: 2° - C1: 13° - C2: 4°

24/04 – T. R. Hondo – PC: 1° -S: - C: 6°

15/05 – Chaco – PC: 4° - C1: 18° - C2: 7°

05/06 – Concordia – PC: 3° - C: Ganó a 160,120 km/h

10/07 – T. R. Hondo II – PC: - C: abandonó

24/07 – San Juan – PC: 2° - C1: 2° - C2: 2° (1-2 arrecifeño, ganó Josito Di Palma).

21/08 – Rosario – PC: 1° - C1: 8° - C2: abandonó

18/09 – C. del Uruguay – PC: 5° - C1: 5° - C2: 2°

09/10 – Río CuartoPC: 1° - C: Ganó 154,566 km/h

26/11 – Paraná – PC: 1° - C: abandonó

11/12 – Salta PC: 1° - C: Ganó a 145,889 km/h

Aclaración: "PC" pruebas de clasificación; "S" serie; C1 y C2 carrera 1 y 2.

Fotos: Prensa Top Race, solomotores.com.ar y Cancha Llena.

A 50 años del triunfo de Carlos Pairetti en el XLIV GP de TC

 11 de diciembre de 1966, Carlos Pairetti gana el "XLIV Gran Premio Argentino de Carretera", luego de 4,187,9 kilómetros. 
Segundo triunfo de il matto en un Gran Premio de TC (1963, el anterior). 
Preparador y acompañante: Rubén Aeid
Por otra parte, era el tercer triunfo en el año con el Baufer Chevrolet, que le había adquirido a "Larry". Etapa por etapa:
1a (Mercedes-Gral. Pico, 564 km):
2a (Gral. Pico-Zapala, 847,3 km): 1° a 186,083 km/h
3a (Zapala-Esquel, 697,9 km): 1°, a 103,341 km/h y toma el liderazgo en la clasificación general
4a (Esquel-Trelew, 605,4 km): 1°, a 142,605 km/h
5a (Rawson-Bahía Blanca, 776,5 km):
6a (Bahía Blanca-Necochea, 696 km): 7°. 
El podio del Gran Premio
1° Carlos Pairetti (Chevrolet Súper) 27h13m41s4 a 153,807 km/h 
2° Oscar Cabalén (Ford Falcon-F100), 28h08m23s1 
3° Everto Rodríguez (Chevrolet 4 IA), 19h00m01s2.
 Cabalén, 2°
 Rodríguez, 3°
Pairetti trepando


Fotos: historiadeltc.com.ar y el chivilcoyano

jueves, 8 de diciembre de 2016

Fontana, el “Gigante” del TC 2006

 En su cuarta temporada en la categoría, Norberto Fontana se consagraba campeón argentino de Turismo Carretera.  Lejos de las estrecheces de los habitáculos de los monopostos y con 31 años de edad, el Gigante dejó su impronta con el Dodge Cherokee del equipo JP Racing: 8 podios, 2 victorias, una “pole” y  6 triunfos en las series, sobre 16 carreras y su consagración una fecha antes del epílogo del torneo.


“A principios de año, cuando vino al equipo hablamos de cómo tenía que encarar el campeonato, si  quería pelear por el título. Entendió que debía cambiar y los resultados están a la vista”, contaba Guillermo Kissling, su director deportivo, en la tarde del viernes, cuando la posibilidad de asegurar el título con anticipación gustaba pero no desvelaba. (Miguel Ángel Sebastián, Clarín).
Con respecto a la definición del campeonato en la técnica, por exclusión de Diego Aventín, Norberto dijo: “No me gusta ganar un título así, pero son cosas que pasan”.  
“Haber ganado la carrera y el título por la desclasificación de Aventín no empaña su conquista. Sólo fue el detalle que adelantó su consagración. Esa que Norberto buscó sin traicionar su estilo pero adecuándose a las particularidades del TC (…)” (Miguel Ángel Sebstián, Clarín). Para refrendar las observaciones de Kissling y Sebastián, las reflexiones de Fontana, luego de conseguir su segundo podio consecutivo en La Plata, en la 2ª fecha del torneo: “El tercer puesto es bueno. No hay que olvidarse que en el TC hay que regular para llegar con posibilidades a la última parte del campeonato.” 


Norberto Fontana, paso a paso, camino al título:

20.02 Comodoro Rivadavia - PC: 5°; S: 2°; F: 3°
05.03 La Plata – PC: 3°; S: 1°; F: 3°
26.03 Buenos Aires –P C: 2°; S: ; F: 2°
09.04 Paraná – PC: 6°; S: 2°; F:   
1-2 arrecifeño con Patricio Di Palma (Torino).
30.04 Balcarce – PC: 2°; S: 3°; F: 5°
21.05 Río Cuarto – PC: 8°; S: 3° F: abandonó (se cortó una válvula).
04.06 Buenos Aires II – PC: 20° S: 16° (trompo, por toque con Omar Tanoni); F: abandonó (motor).
02.07 Olavarría – PC: 9°; S: 4°; F: 4°
16.07 Rafaela – PC: 10°; S: 3° F: no se corrió, por el accidente en TC Pista de Claudio Noya.
06.08 Salta – PC: 7°; S: 11° (trompo); F: 19°, perdía la punta del campeonato, quedaba 2°
27.08 Paraná II PC: 6°; S: 4° F: 3° 
1-3 arrecifeño. Ganó Marcos Di Palma, con Torino.
17.09 Buenos Aires III – PC: 1°; S: 1°; F: 16° (toque de Soto) 1-2 arrecifeño: 1° José Luis Di Palma (Dodge); 2° Julio Catalán Magni (Dodge).
Norberto se despide del Dodge que pasa a manos de Alejandro Occhionero. “Le di un beso y le agradecí todo lo que me dio. En la próxima fecha estrenaré la flamante Dodge que probamos esta semana en 9 de Julio.” 
22.10 Balcarce II – PC: 2° - S: ; F: 3°
19.11 La Plata II – PC: 6°; S: ; F:
10.12 Río Gallegos – PC: 10°; S: 4°; F: 18° (toque con Emiliano Spataro). 
Ganó Patricio Di Palma (Torino) y lograban el 1-2 arrecifeño en el campeonato.

Aclaración: (PC) pruebas de clasificación; (S) serie; (F) final.

El equipo de Norberto
JP Racing, asesoramiento de Canapino Sport y motores de Johnny Laborito
La Dodge nueva

Fotos: historiatc.com.ar y Tony Bosco.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Canapino y el título que le faltaba

En lo previo, Agustín Canapino había comentado que el título de Súper TC 2000 era su asignatura pendiente en el automovilismo.

Hoy, en el autódromo "Oscar Cabalén", de Alta Gracia, Córdoba,  y en su retorno al equipo Chevrolet lo logró.

Los números del nuevo monarca para su consagración en el campeonato de Súper TC 2000 

20/03: Trelew , Chubut
Pruebas de Clasificación: 2° - Súper 8: 2° - Serie:  abandonó, por toque –Final: 4°

10/04: Rosario, Santa Fe
Pruebas de Clasificación: 3° - Serie: 2° - Final: 2°

08/05: San Martín. Mendoza  
Pruebas de Clasificación: 20° (problemas mecánicos) – Serie: 6° - Final: 4°

29/05: Alta Gracia, Córdoba 
Pruebas de Clasificación: 4° - Serie: 10° (2 puestos de recargo, por toque a Fontana) – Final: 10°

19/06: Termas de Río Hondo, Santiago del Estero
 Pruebas de Clasificación: 11° - Carrera: 13°

03/07: Oberá, Misiones
 Pruebas de Clasificación: - Serie: 2° - Final: 3°

31/07: 200 Kilómetros de  Buenos Aires 
Pruebas de Clasificación: - Carrera:compartió la conducción con Guillermo Ortelli

3 y 4/09: Callejero de Santa Fe  

Pruebas de Clasificación Carrera  1: - Carrera  1: 1° 
 Pruebas de Clasificación Carrera 2: - Carrera 2: 1° 

24/09: La Pampa (utiliza el nuevo modelo de Chevrolet Cruze)
Pruebas de Clasificación: 4° - Serie: 5° - Carrera:  6°

24/10:  San Juan  
Pruebas de Clasificación: 11° - Serie: abandona, rotura neumático por toque – Final: ab, por toque.

5 y 6/11 General Roca, Río Negro

Pruebas de Clasificación Carrera 1: 6° - Carrera 1: 3°
Pruebas de Clasificación Carrera 2: 2° - Carrera 2: 2°

27/11 Alta Gracia, Córdoba
Pruebas de clasificación: 1° - Carrera:

Foto: prensa Súper TC 2000

sábado, 29 de octubre de 2016

Luis Di Palma y las motos...


Las motocicletas no guardaron secretos para Luis Di Palma. Desde chico intentó "domarlas". Además, con estos vehículos existía una tradición familiar. Su padre, Américo Rubén, integraba el Cuerpo de la Policía Caminera y patrullaba las rutas en moto.
"La primera moto de la Policía que tuvo mi padre fue una H.R.D. 1000 cc., de cilindrada, denominada 'Sombra Negra', la que le robamos un día...", recordaba Luis. "Con esa moto nos caímos frente a lo de Dinco (Domingo Gargicevich). Yo, sentado en ella, no llegaba al suelo, así que no la podía poner en marcha. Entonces, lo invité al gringo 'Miro' (Miroslavo) Restovich", explicaba el campeón de Sport-Prototipo 1971/72. "Él le dio arranque y se sentó atrás; yo me senté sobre el tanque de nafta. Me acomodé adelante y la manejaba. Salimos del Patrullero; cuando puse primera...Ahí nomás lo perdí. ¡Te imaginás que quedé solo arriba de la moto! Miré para atrás y vi que no estaba el otro desgraciado; frené frente a lo de Dinco y me clavé de cabeza en la cuneta, ¡con tal mala suerte que justo pasaba el Jefe de Policía! Paró, miró la moto. Yo no sabía quién era él. En eso llegó el Viejo Di Palma, y ahí al pobre le dieron un baile bárbaro. ¡Cómo andaba alguien que no fuera él en la moto de la Policía! ¡Qué se iba a imaginar mi viejo que nosotros se la íbamos a sacar!”
Como para reforzar la tradición motociclística heredada de su padre, cabe señalar que todavía hoy hay gente que recuerda cuando don Américo Rubén Di Palma abría la ruta con su motocicleta delante de los coches de carrera en las noches de los Grandes Premios. Por lo tanto, no resultó extraño que Luis se iniciara en las dos ruedas.
El 17 de abril de 1960, mientras el ministro de Economía, ingeniero Alvaro Alsogaray, seguía anunciando inviernos perentorios y un futuro feliz, Luis Di Palma, con 15 años y unos pocos meses de edad, se "apilaba" en una Zanella Ceccatto de 100 cc., para entreverarse con los ases del momento en el circuito del Ford T Club Arrecifes. "La moto era de Valentín Agulla; se la  habíamos secuestrado...", recordaba Luis. "Se nos rompió un retén del cigüeñal, ¡anduvimos como la mierda...!”, agregaba, explícito.
De todas maneras, algunas virtudes habrá demostrado el flamante corredor: "Ahí se entusiasmaron mi viejo y mis amigos y, como la carrera la ganó un tal Ostoich (Mario) con una Tehuelche, se decidió que había que correr con una moto de esa marca. Así que mi viejo me compró una y me la prepararon los Bergami (Roberto y Raúl). Todavía se deben de estar arrepintiendo. Primero, porque no la pudimos hacer andar y otra, porque los jodí bastante."

Crónicas de la época
El periódico “Arrecifes”, del sábado 23 de abril, se refiere a la competencia en la cual debutó Di Palma:
 "Con el marco de un hermoso día y una extraordinaria afluencia de público, el Arrecifes Moto Club efectuó el domingo pasado, en el circuito del Ford T Club, su primer festival motociclístico (...)". Clasificación de la categoría hasta 100 centímetros cúbicos "Primera serie: 1º) Mario Ostoich; 2º) José M. Jorge; 3º) Roberto Luchini; 4º) Rubén L. Di Palma. Segunda serie: 1º) Carlos Baldomero. Final: 1º) Mario Ostoich (Pergamino); 2º) José M. Jorge (Arrecifes); 3º) Carlos Baldomero (Urquiza); 4º) Rubén L. Di Palma (Arrecifes). El domingo 8 de mayo se disputa otra competencia en la cual interviene Luis. Esta vez participa en dos categorías: 100 y 175 cc. "Pese a lo poco propicio de la tarde, una numerosa concurrencia se dio cita el domingo ppdo., en el circuito 'Ciudad de Arrecifes' para presenciar la nueva edición de motociclismo que nos ofreció el Moto Club Arrecifes en la que participaron numerosos aficionados de la zona norte de la provincia de Buenos Aires (...)". Clasificaciones: Categoría hasta 100 cc. Final: 1º) Mario Ostoich (Pergamino); 2º) Luis Naites (Pergamino); 3º) El Enmascarado; 4º) Ramos (San Antonio de Areco); 5º) Luis Di Palma. En 175 cc. finalizó 5º en su serie pero abandonó en la Final. El 11 de setiembre de 1960, interviene nuevamente en dos categorías: 100 y 125 cc. En el periódico Arrecifes, del sábado 17 se informan los resultados: 50 cc. 1º) Luis Cardamone (Pergamino); 100 cc. 1º) Roberto Eleonori (Pergamino); 2º) Rubén Luis Di Palma (Arrecifes); 3º) Raúl Bergami (Arrecifes); 125 cc. 1º) Rubén Luis Di Palma (Arrecifes).
Sin embargo, las crónicas de la época no registran las hazañas acrobáticas del adolescente Di Palma, que quedaron grabadas en las retinas de quienes tuvieron la suerte de presenciarlas. Tales como sus exhibiciones en "La muralla de la muerte" (especie de esfera cilíndrica que se recorría en su interior con una potente motocicleta). Allí, Luis emuló a los profesionales de esa actividad con una moto ¡Legnano de 50 cc.! Tiempo después, con la misma moto, imitó el espectáculo realizado por la troupe de "Los Rompecoches" en el Estadio Municipal de Arrecifes. Demostración  que obligó al público a mantenerse en sus lugares, aun luego de finalizada la función, para seguir las hazañas del intrépido motociclista. 

Del libro: "Por siempre Di Palma"

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Miguelito Escoda, con el 2CV y la guitarra en el GP del '66


Fue en el Gran Premio Internacional de Turismo Mejorado de 1966. Miguel Escoda, un personaje querible. De aquellos que uno piensa que de no haber nacido, habría que haberlo inventado, se anotó para correr en la categoría A (hasta 700 cc de cilindrada) con un Citroën 2CV.
Hasta allí, una historia como la de muchos participantes de aquellas carreras imborrables en la memoria de los aficionados del automovilismo de los ’60. Pero nuestro protagonista distaba de ser uno más.
Bohemio, amigo de la música, la noche, la mesa bien servida, el buen vino y los amigos. Miguel se preparó de manera muy especial para esta competencia. Llegó al parque cerrado con su Citroën Nº 36, Héctor Díaz, su acompañante, y su guitarra. Entre los amigos que se acercaron estaba un patriarca del folklore: Alberto Merlo. Y como si esto fuera poco, diría un vendedor ambulante, tenía el auspicio de la revista “Folklore”.
Sin embargo, en lo previo el piloto guitarrista rindió una prueba de suficiencia de manejo en el autódromo porteño: “Contra autos más ligeros. Allí me vio el ingeniero (Benjamín) Cavallin, ‘capo’ de Citroën Zepic (taller de Citroën Francia) y me pidió que se lo dejara preparar a los empleados y formamos una barra maravillosa. Todavía hoy soy amigo de Cavallin, que es quien le dibuja los planos de los helicópteros a Cicaré”, recuerda nuestro protagonista.
En el parque cerrado ayudamos a algunos amigos que tenían problemas con sus autos. Entre ellos a “Espartaco” –destaca Miguel-. El De Carlo no arrancaba por las bujías frías. Cuando lo pusieron en marcha, les dediqué un par de milongas de Alberto (Merlo), que me había ido a despedir.

En Carrera
En Pilar, junto a otros 330 binomios, se puso en marcha Miguel Escoda con su 2CV. Pero en Mariano Alfonso comenzaron los problemas: la bomba de nafta no funcionaba. “Decidimos poner el tanque de nafta arriba del techo, así la nafta bajaba por gravedad. Así llegamos hasta Colón, donde conseguimos y adaptamos una bomba de Peugeot. De allí en más, ‘pata a fondo’ hasta Carlos Paz”, explicó el piloto.
La empresa no fue fácil. Se había liberado el tránsito, por lo que los participantes retrasados tenían que sortear a todos los vehículos que circulaban por la ruta. Grande fue la sorpresa de Miguel y su acompañante cuando fueron superados por un ómnibus. “Nos pasó un Chevallier. Nosotros con los cinturones y con casco. La gente que viajaba en el colectivo nos saludaba. La suspensión neumática del Chevallier hacía fuff, fuff, fuff…”, recuerda sonriente el piloto del 2 CV.
Ernesto Sandonato y su aporte: “Si bien el control en Villa Carlos Paz –punto final de la primera etapa- aún estaba abierto, la alegría de Escoda y su acompañante pronto se transformó en tristeza ya que por unos minutos había expirado para ellos el tiempo máximo para clasificar. Mirá como seria el tema que un viejo batallador de nuestro automovilismo deportivo y también del motociclismo devenido en Comisario Deportivo, don Pedro Vaccario, a cargo de esa etapa llego a decirle ‘¡Qué lástima Escoda!’“

Cabalén
"Cuando salimos de Colón, solucionado el tema de la bomba y con el tanque de nafta en su lugar; a poco de andar nos pasa (Oscar) Cabalén con el Mustang, que andaba muy fuerte. El Citroen se 'bamboleó' y parecía que estaba parado...", otro jugoso comentario de Escoda. 

Hoy, con 78 “pirulos”, Miguel Escoda “felizmente jubilado”, aclara, vive en Pergamino. Disfruta de su familia y de los amigos y recuerda con mucho cariño su pasado arrecifeño y su estadía por Viña. Con tantos recuerdos a cuesta, no tiene tiempo para aburrirse. 



En la foto (arriba), de izquierda a derecha: Alberto Honegger (revista Folklore), Vallazza, Héctor Díaz, acompañante, Alberto Merlo y Miguel Escoda.

Foto (abajo): Froilán González y Miguel Escoda ¡Qué dúo! 

lunes, 5 de septiembre de 2016

Antes: Lizzi y Bulla. Ahora: Lizzi y Jakos


En 1971, El Gráfico publicó una nota sobre Arrecifes y el automovilismo y en ella destacaba al piloto más viejo y al más joven de la Cuna de Campeones.

"Sí. De los que están en actividad Orlando Raúl Lizzi y Marcelo Rubén Bulla ocupan las dos puntas de esta historia de fierros. Lizzi nació en Pergamino, 57 años atrás, pero hace 24 que reside en Arrecifes (...) Bulla nació en Arrecifes el 19 de diciembre de 1950 (...)".

El martes 30 de agosto, en el marco del homenaje a Juan Manuel Fangio, que se desarrolló en la Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires, Orlando Raúl Lizzi, con sus flamantes 102 años de edad, fue destacado como el piloto más longevo en actividad (participa en el Rally Histórico de Asociación Auto Clásica Pergamino) y el más joven, en esta oportunidad, fue el piloto de TC Pista Mouras Andrés Jakos (17 años), de la ciudad de Ramos Mejía.

Una pequeña historia, un gran protagonista.

En la primera foto (de izquierda a derecha): Josito Di Palma, Hugo Mazzacane, José María Traverso, Daniel Salvador (vicegobernador), Javier Olaeta (intendente de Arrecifes) y Orlando Raúl Lizzi.

Abajo: el joven Andrés Jako


Fotos: noticiasarrecifes.com.ar y campeonesnet.com.ar

miércoles, 17 de agosto de 2016

Norberto y "Bielita"

Una postal de Norberto Fontana, casi niño, acompañado por Bielita en los boxes del circuito Costanero de Arrecifes.

Bielita fue un perro callejero, como el de la canción de Alberto Cortez: "Aunque fue de todos, nunca tuvo dueño que condicionara su razón de ser. Libre como el viento era nuestro perro. Nuestro y de la calle que lo vio nacer...Su filosofía de la libertad fue ganar la suya sin atar a otros. Y sobre los otros no pasar jamás.... "

Pero Bielita tenía otra particularidad: acostumbraba visitar todos los talleres en los que se preparaba un auto de carrera. Y por si esto fuera poco, cuando escuchaba el ruido de un motor a pleno. Se acercaba a los escapes y acompañaba con firmes ladridos su ronco sonido. Bielita fue visita infaltable en el Costanero, no sólo los fines de semana de carreras, sino también durante las pruebas. 

En un momento de su vida Bielita acomodó sus huesos en el taller de Jorge Pérez, sobrino del legendario Bernardo. Sin embargo, para refrendar los versos de Cortez: “Libre como el viento era nuestro perro. Nuestro y de la calle que lo vio nacer...”, se marchó con los integrantes de una procesión hasta Luján. Desde allí, lo rescató Jorge hasta que Bielita marchó definitivamente tras la estela de algún auto que aceleraba en el cielo…

El agradecimiento a Fernando Maggi por la foto.

jueves, 14 de julio de 2016

Pepe González, de Arrecifes a Silverstone



El 14 de julio de 1951, la tradición automovilística de Arrecifes ganaba altura internacional con el triunfo de José Froilán González. El “Pepe”  arrecifeño, que se abrió paso en aquella Fuerza Limitada de los circuitos de tierra, ahora dictaba cátedra en Silverstone sobre una Ferrari del commendatore.    

Ya no era necesario esconder su nombre y apellido detrás de seudónimos como Canuto o Montemar. Atrás había quedado la oposición familiar a las travesuras automovilísticas del incorregible sobrino del infortunado Julio Pérez. El año ’51 arrancó de forma inmejorable para el “Cabezón de Arrecifes”. Dos triunfos en la Costanera con la Ferrari 166 c., sobre las Mercedes plateadas. El telegrama de felicitación del “viejo” Enzo y poco después otro telegrama a Nello Ugolini, pidiéndole que probara a Pepe sobre la Ferrari 375, en Reims. Froilán no defraudó al commendatore: estaba primero hasta que lo llamaron a boxes para ser reemplazado por Alberto Ascari, cuyo auto se había roto. Dos semanas más tarde, González le daba a Ferrari el primer triunfo en el Mundial de Conductores. Hoy, hace 65 años.

Con ojos arrecifeños
La victoria de Froilán además de elogiosos comentarios de la prensa mundial, también recibió los “mimos” del periodismo de su pueblo. Por ejemplo, en el periódico Arrecifes, del 20 de julio de 1951

 “Pepe González triunfó a lo campeón el 14, en Inglaterra”
  Y en su nota comentaba:  “JUSTAMENTE, fue un 14 de Julio, en el año 1789, en que por la decisión de un pueblo surgió a la luz del mundo, aquel axioma inmortal: ¡Libertad, Igualdad y Fraternidad! que había de darle a los hombres una personalidad en la vida. 
Y aunque parezca paradójico, ha sido en un 14 de Julio, también, en que el destino se puso de parte de José Froilán González, para hacer prevalecer aquella imagen de la libertad, que en igualdad de condiciones hace triunfar a los mejores. Y eso, amigos lectores, es lo que ha pasado el sábado 14 en Silverstone (Inglaterra), donde nuestro  muchacho, el popular cabezón José Froilán González, corriendo con libertad y en igualdad de máquinas tuvo el grandísimo honor de ser el campeón de la jornada batiendo todos los récords de la pista y superando a su propio maestro  y padrino, el vicecampeón mundial de automovilismo Juan Manuel Fangio.
Tenía que ser así, nosotros los arrecifeños, sabíamos de los quilates de Pepe González; sabíamos bien y lo dijimos muchas veces desde este periódico y a través de los comentarios microfónicos que lo que Pepe necesitaba era máquina y libertad para correr, que lo demás nos tenía sin cuidado, porque este artífice del volante lleva en la sangre el estigma del vértigo y en su espíritu la influencia de quienes adelantándosenos en el camino lo dieron todo por este terruño glorioso… y, a través de cada uno de sus latidos del corazón, encierra el palpitar emocionado de miles de corazones arrecifeños en los que Pepe ocupa desde hace mucho tiempo un pequeño y grande rinconcito.
Cuando su triunfo de Palermo, por dos veces consecutivas venciendo con su minúscula máquina a las poderosas Mercedes Benz, recién entonces los grandes del periodismo y de la radio comprendieron la grandeza de nuestro muchacho; después aquel segundo puesto detrás de Farina con un viejo <carretón>; luego aquella magnífica colocación que pudo significarle una victoria cuando dio su máquina a Ascari obsequiándole en bandeja servida un triunfo y, ahora, su triunfo inobjetable batiendo por primera vez a las poderosas Alfetas con su Ferrari. Ahora, que podrá decirse, empleando un léxico distinto, para elogiar la encomiástica actuación de Pepe González!...
 Pepe González, tu triunfo es el triunfo de los que saben luchar y esperar sin desmayos; de los que lejos de amilanarse ante un fracaso se multiplican en sus esfuerzos y, de los que llegados a la ansiada meta del ideal, sin inmutarse por la altura del pedestal, siguen por la misma senda, como los hijos del Destino, en su largo e incesante camino. Por eso, el pueblo ha estado de fiesta, echó sus campanas al aire y las bombas atronaron  el cielo cuando la radio dijo que habías llegado triunfal, en una hazaña sin igual.
Muchas gracias, por lo que en honor de coopuebleros nos  alcanza y por lo que, para grandeza del deporte de la patria has hecho, Pepe González.”

Clasificación Gran Premio de Inglaterra, 90 vueltas (423km) -los cinco primeros-
1. José Froilán González (Ferrari 375) 2h.42m.18s2 a 154,673 km/h.
2. Juan Manuel Fangio (Alfa Romeo 159) 2h.43m.09s2
3. Luigi Villoresi (Ferrari 375)a 2 vtas.
4. Felice Bonetto (Alfa Romeo 159) a 3 vtas.
5. Reginald Parnell (B.R.M. MK I V-16) a 5 vtas. 

Foto: cochesclasicosdehoy.com

viernes, 17 de junio de 2016

Luis Di Palma, con el Mini de Gainza Paz

La foto de "El Gráfico" nos muestra a Guillermo Gainza Paz y un jovencísimo Luis Di Palma en los “500 Kilómetros Ciudad de Buenos Aires”, de 1964. Gainza Paz era –por aquel entonces- un habitual protagonista del Turismo Mejorado, anexo “J”. Primero con DKW, luego con un Morris Cooper S.

Luis Di Palma lucía en su currículum vitae una decena de carreras en Turismo Carretera, con un sorprendente triunfo en sus pagos y un talento conductivo excepcional. Antecedentes que Gainza Paz debe haber tenido en cuenta para compartir con Luis la conducción de su auto en una carrera especial. A juzgar por los resultados, hasta que un problema en el embrague del Morris los dejó fuera de carrera, la suya fue una decisión acertada. Para refrendar lo comentado, rescatamos de “Coche a la Vista”, de agosto de 1964, algunos párrafos sobre la actuación del binomio: 

“Desde el vamos, la carrera fue capitalizada por dos autos: el Alfa Romeo Giulia que pilotearon Néstor Salerno y su dueño, el volante uruguayo Diego Fernández Aicardi,  y el pequeño Morris Mini Cooper, que hizo maravillas en las manos de Guillermo Gainza Paz y el pibe Luis Di Palma. Fue la lucha de David contra Goliath rediviva en forma automovilística Detrás de las dos máquinas (la Giulia era candidata en los comentarios entre la gente del ambiente) se colocó el binomio Álzaga-Álvaro, con una Giulietta, y otro coche de la misma marca a la rueda, el de Sauce-Villanueva (…)”.
“La cosa se puso linda cuando al detenerse a cambiar piloto la Giulia, asumió el control  el Morris con Di Palma al volante. Fueron muchas las vueltas con el pequeño coche crema en la punta y el Alfa tratándose de acercarse para quemar ventajas y aprovecharlas cuando se detuviera el auto inglés (tenía que hacerlo reglamentariamente). Sin embargo, antes éste se quedó sin embrague y fue a los boxes y se acabó la lucha ganando el Giulia por un campo.”  
A pesar de su retiro de la competencia, por los problemas mecánicos apuntados, Gainza Paz-Di Palma clasificaron 5º en la categoría “C”, a 18 vueltas del primero.




“500 Kilómetros Ciudad de Buenos Aires”, 19 de julio de 1964. 
Circuito de 5,887 km  (autódromo y un tramo de la avenida General Paz, hasta el puente la Noria).
Participantes: 55 coches.

Ganadores por categorías:

“A” Boschi-Lozada (B.M.W) a 115,243 km/h.
“B” Perkins-Mieres (Renault Gordini) 4h01m52s6/10, a 115,366 km/h.
“C” Formisano-Vessuri (Auto Unión) 4h00m54s1/10, a 117,316 km/h.
“D” Fernández-Salerno (Alfa Romeo Giulia) 3h59m57s1/10, a 125,123 km/h. 
“E” Mayol-Abate (Peugeot 404) , 4h02m15s1/10 a 109,355 km/h.














Fotos: Coche a la Vista, El Gráfico, e historiadeltc.com.ar