lunes, 26 de noviembre de 2012

Fotos, que son documentos

Fotos en blanco y negro que inmortalizan imágenes de un automovilismo que ya fue. En la primera, de 1954, Néstor Marincovich observa el trabajo de Franklin Hortal (de frente) y de “Pechengo” Paz (de costado), su acompañante. Detrás, los infaltables amigos y simpatizantes que no quieren perder ningún detalle de las tareas sobre el Chevrolet TC de Marincovich. La cara de del piloto denota cierta preocupación, mientras Hortal y Paz continúan enfrascados en su trabajo. 

Se puede presumir que luego de una de las clásicas “tiraditas” en ruta, los mecánicos observan el estado de las bujías para evaluar la carburación. 


Otra foto, ahora de 1959. Rodolfo de Álzaga, traje oscuro, clavel en el ojal del saco, departiendo amablemente con amigos en la noche del baile de entrega de premios de la I Vuelta de Arrecifes, en la que finalizó segundo.

Para destacar: la felicidad del joven que comparte la foto con su ídolo y la impecable presentación de las seis personas que forman parte de esta imagen que se transformó en perenne por la magia de la fotografía. El clavel que luce Álzaga formaba parte de los minuciosos detalles de los organizadores de la Vuelta de Arrecifes de aquellos años. 

No hay comentarios: